miércoles, 17 de julio de 2013

EMPATIA



EMPATÍA… “Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos” Mateo 7:12

“Si tu estuvieras en mis zapatos me entenderías mejor! Si vivieras lo que estoy viviendo comprenderías lo que siento… Ponte en mi lugar!” Cuántas veces hemos dicho estas frases al tratar de expresar que necesitamos recibir más compresión de parte de los que tenemos a nuestro lado. La empatía es diferente a la simpatía, simpatizar es cuando alguien te cae bien y generalmente es mutuo, sin embargo la empatía es comprender a una persona hasta el punto de ponerte en su lugar, independientemente de si compartes o no su forma de ver las cosas. Estamos en un mundo de personas indiferentes donde tenemos buena relación y amistad con aquellos que nos simpatizan, pero pasamos indiferentes ante la angustia, necesidad o padecimiento de los demás. El Señor nos dice en su palabra que todas las cosas que queremos que los hombres hagan con nosotros así hagamos nosotros con ellos… Jesús fue el mayor ejemplo de ponerse en nuestro lugar, dejando su divinidad y su grandeza, haciéndose como uno de nosotros, para entendernos, para comprendernos, para que podamos sentirnos confortados por El en todo momento porque él por amor fue capaz de entregarlo todo por nosotros. Cómo está tu nivel de empatía… vives en un círculo cerrado, velando por tus propios problemas y cuidando solo de los que amas o de ti mismo, hoy podemos hacer la diferencia, pensando en los demás cómo quisieramos que pensaran en nosotros, una llamada, un mensaje, una conversación puede aliviar un corazón angustiado, tal vez no le soluciones su problema pero le harás sentir que estás allí y que hay alguien que le comprende. Jesús se puso en nuestro lugar y siempre nos comprende, estás dispuesto tú a ponerte en el lugar de otros y comprenderles….?
OREMOS: Jesús enséñame a ser como tú eres, dame empatía, dame amor por los demás, no quiero pasar el día a día indiferente a las necesidades de otros, a sus tribulaciones. Señor no permitas que el egoísmo haga presa de mi corazón para pensar solo en mi, en lo que necesito y en lo que me hace falta, abre hoy mis ojos para ver la necesidad en otros y muéstrame en qué puedo ayudar y ser de apoyo. Señor quiero ser más como tu cada día... Amen!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada